Historia de la diócesis de Asidonia-Jerez

Asidonia es uno de los nombres antiguos de Medina Sidonia, a la que se considera fundación fenicia. De ahí su nombre de Sidonia, derivado de Sidón, la célebre ciudad fenicia. Con capital en Medina Sidonia había un antiguo obispado, conocido en los tiempos visigodos y arábigos, que se llamaba Obispado Asidonense que se extinguió con la entrada de los almohades en el año 1.146. La Santa Sede siguió dando este título a obispos titulares hasta que se ha erigido el actual obispado jerezano. El obispado de Jerez erigido por bula papal el 3 de marzo de 1.980 lleva el título de Asidonense-Jerezano para recordar de forma permanente aquel obispado antiguo del que ciertamente esta zona formaba parte.

Jerez ya pidió a Felipe II tener obispado propio en 1580 sin éxito. Dos siglos más tarde, en 1781, volvió la ciudad a dirigirse a la Corona, que ostentaba entonces Carlos III, solicitando diócesis, lo que provocó un pleito por la oposición del arzobispado de Sevilla y de la diócesis de Cádiz, y que vino a quedar en nada. No será hasta 1980 y gracias al interés del Cardenal Bueno Monreal, que en 1960 creó la vicaría de Jerez con obispo auxiliar al frente. El 1 de marzo de 1961, fue nombrado el Obispo D. José María Cirarda Lachiondo, Vicario General de la Archidiocesis de Sevilla con residencia en Jerez. En 1969 sucedería al anterior el Obispo D. Juan Antonio de Val Gallo que se queda en la diócesis hasta el año 1971. En 1973 ocupará su puesto D. Rafael Bellido Caro.

Por la Bula Archiepiscopus Hispalensis, fechada en Roma el 3 de marzo de 1980, el Papa Juan Pablo II erigía la nueva diócesis asidonense-jerezana. Este mismo documento consagraba a la antigua colegial del Divino Salvador en catedral del nuevo obispado. La Catedral tiene como titular a Nuestro Señor San Salvador, y celebra su fiesta el 6 de agosto, Transfiguración del Señor. El templo fue consagrado por el Sr. Cardenal Bueno Monreal el 10 diciembre 1978, II Centenario de la inauguración del templo. Como tal catedral del nuevo obispado asidonensejerezano fue el lugar donde se promulgó la Bula de Constitución de la Diócesis el 29 junio 1980 con la entrada del primer obispo, Mons. Rafael Bellido Caro.

Ha sido también el templo donde recibió la ordenación episcopal el actual obispo, Mons. Juan del Río Martín, el 23 septiembre 2000, y lugar de numerosas ordenaciones sacerdotales y diaconales, así como de otras celebraciones importantes de la diócesis

En el templo catedralicio tiene también su sede la Parroquia del Salvador, la primera de las parroquias de la ciudad, según consta del libro de Repartimiento de Casas del 3 octubre 1265

La Diócesis de Jerez comprende todas las poblaciones que, siendo de la provincia de Cádiz, pertenecían a la archidiócesis de Sevilla, más los dos poblados de La Ina y Torrecera, en el término de Jerez, y la parte meridional del término de Arcos. Abarca una superficie jurisdiccional de unos 3.218 Km2 y una población de 516.861 habitantes ubicados en 25 municipios y 83 parroquias. Su primer obispo fue D. Rafael Bellido Caro, siendo el actual D. Juan del Río Martín.

En el año 2006 el Obispado se traslada a un edificio más amplio, una vieja aspiración que ya fue contemplada al final del pontificado de Mons. Rafael Bellido Caro. Así, la diócesis en el 2001 se hizo cargo de la donación de la Casa Bertemati legada en su día al "Obispado donde perteneciera Jerez", como textualmente consta en la escritura de propiedad. Después de las consultas pertinentes a todos los niveles, habiendo oído el parecer del Colegio de Consultores, Consejo de Economía, Consejo del Presbitero e informado a todos los estamentos eclesiales de la viabilidad del proyecto, comenzaron las obras en sus primera fase en marzo del 2004, las cuales ahora están a punto de concluir.

La nueva Casa de la Iglesia es una apuesta firme por la cultura y por una mejor atención de los servicios sociales y pastorales que viene realizando la diócesis en estos XXV años de su existencia. La recuperación de este edificio histórico es una muestra más del interés de la Iglesia en la conservación del patrimonio histórico, artístico, cultural. Es una contribución importante de la diócesis de Asidonia-Jerez al diálogo fe-cultura que tanto reclaman los nuevos tiempos. Porque estamos convencidos de que "la cultura no es sólo una expresión de la vida temporal del hombre, sino que es una ayuda para alcanzar la vida eterna" (Juan Pablo II, 2/2/1986)

En este edificio rehabilitado encontrarán centralizados los grandes servicios diocesanos, agrupados en lo que hemos llamado "módulos". Cada actividad se ubica siguiendo las premisas de funcionalidad, accesibilidad y compatibilidad con los valores espaciales del edificio que ahora se ofrece a la ciudad.

San Juan Grande, Patrono de la Diócesis, nació en Carmona, Sevilla, el 6 de marzo del año 1546 y fue beatificado en 1853. En 1565 recogió los primeros enfermos abandonados. Con el tiempo creció tanto su labor y fama, que se hizo popular su Hospital de Nuestra Señora de la Candelaria, en donde se le juntaron compañeros y seguidores. Durante la peste de 1574 organizó una gran campaña para combatirla con muy positivos resultados.

Murió en 1600 atacado por la peste, habiéndose ofrecido como víctima a Dios. Con su muerte cesó la peste, y fue enterrado con urgencia en el patio del mismo Hospital. Patrón de la Diócesis de Jerez, sus restos se conservan en el Santuario de su nombre en el Sanatorio de Santa Rosalía y Beato Juan Grande, hoy Hospital San Juan Grande, de los Hermanos de San Juan de Dios de la misma ciudad. Su fiesta se celebra el 3 de junio. Fruto de su espiritualidad apostólico-hospitalaria son sus seguidores, con los cuales llegó a fundar otros Hospitales en Medina Sidonia, El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda, Villamartín,... extendiendo así su radio de acción existencial y benéfica.

La Patrona de la Diócesis es la Inmaculada Concepción.