Obispado y Diputación firman un convenio para restaurar 12 iglesias Destacado

El Obispado de Almería y la Diputación Provincial suscribieron el pasado miércoles 31 de octubre un convenio de colaboración por el que se invertirán 303.000 euros en la restauración de una docena de iglesias situadas en diez municipios de la provincia. El fin de este convenio es la conservación del patrimonio histórico-artístico de la provincia que ha permitido desde 2012 realizar un centenar de actuaciones en iglesias y templos de la provincia por valor de 1,5 millones de euros.

El Obispo de Almería, Mons. González Montes afirmó que el convenio firmado tiene como fin «proteger el patrimonio de la provincia que, aunque no estén catalogadas como BIC, son auténticas joyas». «Esta labor de conservación que hacemos es un gran servicio para la provincia. Para nosotros, este convenio nos permite atender otras necesidades e imprevistos del patrimonio histórico religioso que hemos recibido de generaciones pasadas y que queremos que llegue en las mejores condiciones a las futuras», matizó el prelado almeriense.

Asimismo, el Obispo señaló dos de las actuaciones más relevantes que se incluyen en el convenio y que va a acometer la Institución Provincial como es la mejora de la iglesia de Lúcar y del Santuario de Monteagud donde cada año miles de fieles y peregrinos se acercan a visitarlo.

El presidente de la Diputación, D. Gabriel Amat, subrayó el objetivo de este convenio que se vuelca especialmente en los municipios de menos de 5.000 habitantes en los que las iglesias constituyen, en algunos casos, el único monumento de valor histórico-artístico con el que cuentan.

Relación de parroquias que van a ser restauradas

La relación de los templos en los que actuará la Diputación será la iglesia de Bentarique, templo parroquial de Lúcar, iglesia San Agustín de Santa Cruz, templo parroquial de Taberno y Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza de Monteagud en Benizalón.

Por su parte el Obispado va a restaurar el Santuario del Saliente de Albox, la Catedral de Almería, la Parroquia Araceli y de Santa María Belén en la capital, y las iglesias de Santa Cruz de Canjáyar, Mojácar y Santa María de Senés.