La bendición de los óleos para los sacramentos y la renovación de las promesas sacerdotales han dado contenido a la Misa Crismal Destacado

Monseñor José Mazuelos Pérez ha presidido en la Catedral esta celebración que la Diócesis de Asidonia-Jerez adelanta siempre apartándola del Jueves Santo.

El Santo Crisma está ya bendecido y distribuido para su uso en las celebraciones de sacramentos como los del Bautismo, la Confirmación o la Unción de Enfermos en las parroquias de Asidonia-Jerez durante todo el año. La Misa Crismal, presidida por monseñor José Mazuelos Pérez, ha cumplido con esta tradición que la Diócesis adelanta al Martes Santo.

Se trata asimismo de la anual asamblea sacerdotal en la que los miembros del clero renuevan sus promesas de la Ordenación. Es un signo de comunión de los presbíteros con el pastor si bien no es una celebración sólo para ellos sino una ocasión para que los fieles también participen de un encuentro en el que, al fin y al cabo, reciben su bendición los óleos que recibirán durante su vida sacramental.

Las siguientes celebraciones previstas son las propias de los Oficios del Triduo Sacro que tendrán lugar el Jueves y Viernes Santo (17:00 horas en ambos casos) y el Sábado Santo (22:30 horas). Ésta última, la Vigilia Pascual, abrirá la jornada gloriosa del Domingo de Resurrección, con pontifical (11:30 horas) y posterior salida en procesión de Cristo Resucitado (12:30 horas).