Imprimir esta página

Don Sebastián Chico realiza la profesión de fe y el juramento de fidelidad a la Iglesia

“¡Gracias! Estoy muy emocionado por tantas muestras de cariño y especialmente por vuestra oración. Rezad por mí. Yo estoy viviendo unos días de intensa oración y de intensa comunión con la Iglesia universal y especialmente con el presbiterio, con mi Obispo a la cabeza”, con estas palabras agradecía Don Sebastián Chico, Obispo auxiliar electo de la Diócesis de Cartagena, el cariño de quienes el pasado viernes participaban en la celebración en la que profesó la fe y realizó el juramento de fidelidad a la Iglesia, como paso previo a su ordenación episcopal, que tendrá lugar el 11 de mayo.

A las 19:30 horas comenzaba la celebración de la Eucaristía en la Catedral, presidida por el Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes; junto al Arzobispo emérito de Burgos, Mons. Francisco Gil Hellín; el Obispo auxiliar electo; y medio centenar de sacerdotes. Entre los fieles se encontraba su familia y personas de las distintas parroquias y realidades en las que ha trabajado de pastoral durante su ministerio sacerdotal.

Durante su homilía, Mons. Lorca recordó la llamada a la evangelización de todo cristiano y especialmente de los sacerdotes, a quienes recordó la importancia de “no mirarse a sí mismos” sino a quienes les han sido encomendados; a “comprometerse con todas sus fuerzas y todo su ser en el servicio” para no buscar los propios intereses, “sino los de Dios”; y de ayudar a los fieles a conducir la mirada hacia Dios. También se dirigió especialmente al Obispo auxiliar electo: “Que el Señor te conceda esta bendición, te ayude a vivir entregado totalmente al proyecto de Dios y ahora, junto conmigo y con los sacerdotes de esta Iglesia de Cartagena, a trabajar por el Reino de Dios”.

Antes de finalizar la celebración, Don Sebastián Chico pedía a los presentes oración por su nuevo ministerio: “Aquí está mi disponibilidad, aquí está mi entrega, está toda mi ilusión. Estoy deseando de empezar a trabajar junto a vosotros y junto a mi Obispo obedeciendo al sucesor de Pedro, al Papa Francisco. Rezad por mí y muchas gracias porque yo ya estoy rezando desde hace días, de una forma muy intensa, por la Iglesia universal y especialmente por esta Iglesia de Cartagena”.