Jornada de Vocaciones Nativas

Con el lema «Han sido llamados. ¡Ayúdales!", se celebra el día 26 de abril.
La cincuentena de Pascua-Pentecostés es el tiempo litúrgico en el que celebramos especialmente la victoria del Señor resucitado y el don del Espíritu Santo, el protagonista de la Misión universal de la Iglesia durante todo el transcurso de los siglos.
 
La Iglesia en España celebra siempre en este tiempo, -este año, el III domingo de Pascua, 26 de abril- la Jornada Misionera de las VOCACIONES NATIVAS, de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol. El lema de esta Jornada es “Han sido llamados. ¡Ayúdales!”.
 
Hemos de agradecer a Dios y a los misioneros el crecimiento de las vocaciones nativas al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada, que el Espíritu suscita en las Iglesias jóvenes, de reciente implantación. La llamada a la fe es para todos los pueblos y lo mismo las llamadas a dedicar la vida entera al servicio del anuncio del evangelio, de la vida sacramental de la Iglesia, del cuidado pastoral de los ya cristianos y a atender los múltiples servicios de educación de niños y jóvenes, de promoción de la justicia y la paz, de la práctica de la misericordia con los enfermos, y ancianos, huérfanos y abandonados.

En los seminarios y noviciados hay que discernir y cuidar estas vocaciones y darles la formación cultural, espiritual y teológica adecuada. A todas las comunidades de Iglesia nos atañe esta realidad, como parte integrante de nuestra común vocación misionera.
 
Hemos de apoyarla sobre todo con la oración diaria y también con la ayuda económica pues son Iglesias generalmente en países empobrecidos, y ahora más todavía., pues la crisis económica que a todos nos afecta, a ellos les hiere mucho más.
 
Invitamos a celebrar esta Jornada en todas las Eucaristías del Domingo III de Pascua.  Y a colaborar económicamente con alguna ayuda significativa las parroquias y comunidades como tales.
 
¡FELIZ PASCUA MISIONERA!
 
Elías Alcalde

Delegado de Misiones de Granada