Una Asamblea para el recuerdo

1700 personas se reúnen en torno a María Auxiliadora el pasado domingo 26 de abril.
¿Cuántos autobuses se necesitan para transportar a más de 1700 personas? No he hecho el cálculo, pero muchos. Todos llegaron a Granada el domingo pasado, casi colapsando los accesos al Colegio salesiano del barrio del Zaidín. Ciertamente, eran muchos cientos los devotos que habían sido convocados para celebrar la II Asamblea Inspectorial de las asociaciones locales de María Auxiliadora.
 
La organización respondió a las expectativas. La eucaristía, en el polideportivo del Colegio salesiano, transcurrió en un ambiente de alegre y serena oración en torno a María Auxiliadora. El inspector, Francisco Ruiz, que presidía, en su homilía trasladó a “la Virgen de los tiempos difíciles” hasta seis peticiones. Peticiones que eran a la vez serias invitaciones a un compromiso valiente –por la vida, por la familia…– que cada cual debería asumir en su lugar de origen.
 
No faltaron las exóticas ofrendas, tradicionales en esta misa, con los productos típicos de cada localidad. En contrapartida, la luz de Don Bosco –en el 150.º aniversario de la Congregación– se extendía al final de la celebración por todos los rincones de la inspectoría, como ya lo hiciera meses atrás entre los jóvenes participantes del Campobosco inspectorial.
 
Un afamado salón de las afueras de la ciudad acogió a buena parte de los asambleístas. La calidad del almuerzo y la agilidad en el servicio, junto al rato de convivencia distendida y agradable entre gentes de todas partes, fueron las notas más notables de la tarde. Al final, en nombre de todos, el delegado inspectorial para la Familia salesiana, Abel Medina, agradeció a la Junta Directiva de ADMA-Zaidín sus esfuerzos por que todo resultara coordinado y agradable, y convocó a todos los presentes a la tercera asamblea, en 2010, en Algeciras, presencia salesiana que empieza a celebrar su 75.º aniversario.

Miguel Ángel M. Nuño

Panel de Noticias

Noticias relacionadas