Retiro de Cuaresma para el presbiterio de la diócesis de Guadix, dirigido por su obispo, Mons. Francisco Jesús Orozco Destacado

Los sacerdotes de la diócesis de Guadix vivieron una jornada de retiro espiritual en el inicio de la Cuaresma. Durante una mañana, la del miércoles 13 de marzo, la mayor parte de los sacerdotes accitanos se reunieron en el centro Diocesano de Espiritualidad, de Guadix, para rezar juntos, para meditar sobre la Cuaresma y para celebrar el sacramento de la penitencia. El encargado de dirigir el retiro fue el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, para el que ha sido el primer retiro compartido con todo su clero.

Durante su exposición, el obispo recordó a los sacerdotes que la Cuaresma es tiempo de conversión para todos, también para los propios sacerdotes. “Esa conversión que predicamos – dijo- es la misma que nos tenemos que aplicar nosotros”. Y habló de lo que supone la conversión partiendo de textos bíblicos pero, también, de textos de san Juan de Ávila y del papa Francisco.

En su exposición habló de la conversión como instrumento para hacer frente a las contrariedades y dificultades en el desempeño de la actividad pastoral y en la propia vida sacerdotal. Los pastores están llamados a diagnosticar las raíces de sus dificultades, de sus pesimismos y frustraciones, de sus angustias y temores, para hacerles frente, para que pueda haber una verdadera conversión.

Y, sobre todo, habló de conversión frente al pesimismo y la desesperanza, y como llamada a cultivar y potencia la vida interior, la oración, la confianza en Dios,…

Terminó la jornada con una celebración del sacramento de la penitencia, en el inicio del camino de conversión que supone la Cuaresma.

Este ha sido el primer encuentro de formación y retiro que ha mantenido Mons. Orozco con su presbiterio. Asistieron prácticamente todos los sacerdotes de la diócesis y fue una jornada intensa de convivencia, de reflexión y de celebración.

Antonio Gómez