Comienza en Huéscar el XIV Encuentro Nacional de Hermandades de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza

Huéscar acoge este fin de semana el XIV Encuentro Nacional de Hermandades de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza. Tendrá lugar del viernes 26 al domingo 28 de abril. Es la primera vez que se celebra este encuentro en la diócesis accitana y, por tanto, la primera vez que Huéscar acoge este evento de carácter nacional.

Aunque no es la primera vez que las Hermandades de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza de Huéscar participan en estos encuentros, a los que ya han asistido en años anteriores. La parroquia de Santa María la Mayor, de Huéscar, y sus hermandades, así como el ayuntamiento de la localidad, han preparado un amplio programa de eventos para acoger a los muchos participantes que vendrán de diferentes diócesis de España.

El encuentro comenzará el viernes 26 de abril, a las 7 de la tarde con la recepción de las Hermandades y la inauguración del encuentro con una celebración de la Eucaristía, en la Residencia San Jaime. Terminará con un “Via Lucis” hasta la colegiata de Santa María la Mayor.

Al día siguiente habrá tiempo para que las Hermandades se presenten y comenten lo que realizan. Ya por la tarde, los participantes asistirán a la representación de “El Labrador”, a cargo de la asociación “Al agua Santas Benditas”. “El Labrador” es un espectáculo músico-teatral que cuenta la vida y obra de San Isidro y Santa María de la Cabeza, dos santos que vivieron con una gran fe en Dios y que recibieron el don de hacer milagros.

Terminará el encuentro el domingo 28 de abril con una celebración de la Eucaristía, que estará presidida por el obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, y con una procesión extraordinaria de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza por las calles de Huéscar. Durante la Eucaristía, cuya colecta se destinará a las familias más desfavorecidas de Huéscar, se entregarán los “peregrinos” y se pasará el testigo a la próxima ciudad que organice este encuentro.

Como recuerda el párroco de Huéscar, José Antonio Martínez, estos santos son protectores, y por eso los agricultores les encomiendan el buen desarrollo de sus cosechas, pero, sobre todo, son testigos, que nos enseñan “que es posible alcanzar la san

Panel de Noticias

Noticias relacionadas