Visita histórica del Papa Francisco al Programa Mundial de Alimentos el lunes 13 de junio Destacado

El Papa Francisco va a visitar la sede del Programa Mundial de Alimentos el próximo lunes 13 de junio. Se trata de una vista histórica, pues es la primera vez que un Papa visita este organismo de las Naciones Unidas. El gesto del Papa Francisco representa, sin duda, una llamada a tomar en serio el problema del hambre en el mundo y a comprometerse para su solución. De hecho, se sabe que el Papa pronunciará un discurso que, en línea con los discursos que suele hacer, será comprometido y exigente.


El Programa Mundial de Alimentos que tiene su sede central en Roma, es una agencia especializada de la Organización de las Naciones Unidas, que distribuye alimentos en el mundo para apoyar proyectos de desarrollo, a refugiados de larga duración y a personas desplazadas. La visita del Papa a esta organización tiene carácter histórico, como ha señalado el portavoz del Vaticano Federico Lombardi, pues es la primera vez que un Papa la visita. Lombardi ha manifestado que será una vista rápida, de unas dos horas, en las que el Papa saludará a las autoridades, pronunciará un discurso y terminará hablando con los asistentes. La vista comenzará en torno al mediodía.
Todos los Papas se han hecho eco del problema del hambre en el mundo, tanto en sus discursos como en sus acciones, y han visitado instituciones que ayudan a combatirla. Así, todos los Papas han visitado la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y el Desarrollo, por ejemplo; también el Papa Francisco, que realizó su visita a la FAO el 20 de noviembre de 2014. Sin embargo, ninguno había visitado has ahora el Programa Mundial de Alimentos.
Esta visita pone de manifiesto una de las preocupaciones del Papa: el hambre en el mundo. Y puesto que “dar de comer al hambriento” es una de las obras de misericordia, en el Año de la Misericordia en el que estamos, se convierte en una exigencia aún mayor.
Antonio Gómez
Odisur

Panel de Noticias

Noticias relacionadas