La delegación diocesana de Enseñanza Religiosa desarrolló dos cursos de formación en Tenerife y La Palma

La delegación diocesana de Enseñanza Religiosa ha llevado a cabo, recientemente, varias iniciativas de formación dirigidas al profesorado de Religión. Por un lado, en Tenerife, Carlos Sánchez de la Cruz, director de Comunicación de la Universidad Pontificia Comillas, guio el curso: “La comunicación, elemento clave en la enseñanza de Religión”.

Durante estas jornadas desarrolladas en el Seminario, Sánchez hizo un recorrido por las características que debe reunir en su perfil, el profesor de Religión. Un perfil que según destacó, debe aunar profesionalidad y eclesialidad. El curso se completó con una parte práctica donde los participantes pudieron conocer algunas claves de la comunicación y diversas herramientas encaminadas a facilitar la transmisión de la Buena Noticia en el aula.
Por otro lado, la delegación de Enseñanza Religiosa desarrolló otro curso en La Palma sobre el aprendizaje-servicio (ApS), dirigido por Juan Jesús Rodríguez, coordinador de la Red Canaria de Escuelas Solidarias. Rodríguez señaló que el aprendizaje-servicio busca revertir en la sociedad lo que los alumnos aprenden en el aula. Se trata de un aprendizaje en el que se evalúa tanto lo aprendido, como el servicio realizado. “Lo que se pretende es dar sentido práctico a lo que los alumnos aprenden. De esta forma, muchas veces se consigue dar respuesta a la recurrente pregunta de los alumnos de ‘¿y esto para qué me sirve profe?’, indicó Rodríguez.