La Orden de San Juan de Dios revalida su apuesta por situar a las personas, profesionales y usuarios, al frente de sus prioridades Destacado

Los comités de dirección de los centros se han dado cita en Sevilla para hacer un balance de la situación en hospitales, centros sanitarios y de servicios sociales de la Orden Hospitalaria.

Los directivos de los centros de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios se han dado cita estos días en Sevilla en el cuarto Encuentro de Comités de Dirección para realizar un balance anual del estado de los centros que gestionan dentro de las áreas que abarca la institución: hospitales, centros sanitarios y centros de servicios sociales. Durante el encuentro, han vuelto a poner el acento en seguir poniendo a las personas, profesionales y usuarios, y también los colaboradores, como prioridades de toda su actividad.

El superior provincial, José Antonio Soria Craus, ha señalado, precisamente que el motor y motivo principales de los centros de San Juan de Dios son las personas, haciendo énfasis en el factor humano y puntualizando que la Orden Hospitalaria "no es solamente su estructura, ni los programas, ni los documentos, ni la tecnología aplicada; sino las personas, los profesionales, los voluntarios, los hermanos y, principalmente, las personas a las que atendemos. Queremos ser un proyecto único de personas al servicio de los enfermos, de los pobres y los necesitados, siendo respetuosos con la dignidad humana y favoreciendo la participación de todos y cada uno de los colaboradores desde la responsabilidad que cada cual tenga".

Actualmente, en Andalucía la Orden Hospitalaria gestiona los dos hospitales San Juan de Dios en la provincia de Sevilla; el Hospital San Juan de Dios, en Córdoba; San Rafael, en Granada; y el hospital San Juan Grande en Jerez, además del centro asistencial de Málaga. En las mismas provincias dispone también de centros para mayores, economato y centros de servicios sociales donde se prestan programas que van desde el comedor o la entrega de alimentos hasta asistencia en higiene bucodental; e incluso un Museo en Granada, donde se recoge la historia del fundador de la Orden Hospitalaria a través de obras pictóricas, reliquias y otros objetos artísticos. Todos estos centros concentran aproximadamente 2.000 trabajadores entre los diversos sectores a los que se dedican. A ellos se refería el director general de Centros de San Juan de Dios, Juan José Afonso, al afirmar que "el elemento prioritario en el desarrollo de los centros y de la misión de la Orden Hospitalaria es su personal, los profesionales que componen estos centros".

Formación y planificación de la gestión sanitaria y social

Este es el cuarto año consecutivo que la Orden Hospitalaria organiza este encuentro en Sevilla, que también se ha aprovechado para proyectar las líneas de gestión para el año 2015. A este respecto, han asistido conferenciantes que han apuntado distintas líneas de trabajo dentro de la diversidad de áreas que abarca la institución. Manuel Peiró y Joan Barrubés, profesores de ESADE y profesionales en el ámbito de la medicina y la gestión de instituciones han intervenido para ofrecer su punto de vista sobre el buen gobierno de las instituciones sanitarias, mientras que Nobert Monfort, de la misma escuela, ofreció una ponencia sobre la gestión de la influencia institucional.

El psiquiatra forense y patrono de la Fundación Tutelar San Juan de Dios-Bética, José Cabrera, moderó una mesa redonda en la que intervinieron directores de distintos medios de comunicación en Andalucía, que debatieron sobre los límites éticos en el tratamiento de la información en los medios, así como ofrecieron su visión de la aparición de la Orden en los medios con motivo del trabajo que está desarrollando San Juan de Dios en la sanidad africana. Además, el doctor Cabrera presentó su última publicación titulada Ébola y dedicada a Miguel Pajares, en la que hace una reflexión sobre los datos que se manejan sobre esta enfermedad.

Durante este encuentro, ponentes y asistentes han tenido un especial recuerdo tanto para el padre Miguel Pajares, el que fuera superior del hospital que San Juan de Dios tiene en Morovia (Liberia) y fallecido en agosto a causa del ébola; como para el hermano Manuel García Viejo, que acaba de fallecer en Madrid por la misma enfermedad contraída, en este caso, en Sierra Leona.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una de las mayores instituciones sin ánimo de lucro del mundo dedicada a la atención de personas enfermas y en riesgo de exclusión, con más de 300 centros sociosanitarios en 52 países. Incluyen hospitales generales, dispensarios, centros para personas mayores, centros para personas con discapacidad, centros de salud mental y centros para personas sin hogar. Cada año San Juan de Dios atiende a cerca de 20 millones de personas, y cuenta con 45.000 colaboradores profesionales y más de 8.000 voluntarios. En España cuenta con la Fundación Juan Ciudad, con el objetivo de trabajar en la asistencia, la cooperación técnica, formación e investigación en los campos sanitario y social, así como por el desarrollo humano en países empobrecidos.