La obra pictórica y documental del canónigo D. Bartolomé Marín se expone en el Santuario del Saliente Destacado

El Santuario Diocesano de Nuestra Señora de los Desamparados del Buen Retiro del Saliente Coronada acoge, hasta finales del mes de enero, la exposición “El mejor de mis títulos” en conmemoración del X Aniversario de la muerte del primero de sus rectores: el canónigo albojense don Bartolomé Marín Fernández.

Este ilustre eclesiástico, que capitalizó durante buena parte del pasado siglo el mundo cultural almeriense, se dedicó al cultivo de las artes e impulsó la Tertulia Indaliana. Doctor en Filosofía y Letras, incansable escritor, pintor y diseñador… prácticamente no hubo campo artístico que no explorara con verdadera pasión. En su ministerio eclesiástico se centró en las obras caritativas, la atención pastoral a los ferroviarios y sus obligaciones para con el Cabildo de la Catedral almeriense.

La señalada efeméride coincidió con el recrudecimiento de la pandemia en su Villa natal, por lo que no hubo más remedio que limitar y posponer las actividades programadas. Por esta razón, y en cumplimiento de las exigencias sanitarias, únicamente se rezó un responso ante su tumba en el Cementerio Municipal de San José y se ofició una Santa Misa de sufragio en el Santuario Diocesano del Saliente.

Colgados de las centenarias paredes del Saliente, podemos admirar varios óleos sobre tablas con los inconfundibles trazos del canónigo. Ángeles y apóstoles, en su mayoría realizados a finales de la década de los ochenta del pasado siglo, así como dos obras inacabadas que la muerte le impidió concluir. Algunas de sus célebres caricaturas y dibujos a plumilla también han sido expuestas, como los relativos al Obispo Álvarez Gastón o a san Juan Pablo II.

La colección documental, abundante y bastante representativa, expone de manera sintética la trayectoria intelectual y pastoral de don Bartolomé. Desde los apuntes de sus clases en el Seminario de Almería, hasta el esquema de la primera conferencia que ofreció o el recordatorio de su Primera Misa. Puede verse, igualmente, los garabatos con los que superaba el tedio de las clases o algunas actas de las fundaciones caritativas que presidió. Especial atención merece el primer libro que ilustró, obra del gran poeta don Bernardo Martín del Rey, o el inacabado manuscrito dedicado a su barrio y que tituló “La Parroquia de don Juan Ibáñez”.

Además de la obra de don Bartolomé, la exposición recoge la obra de otros tres artistas que guardan relación con él. Se trata de D. Andrea Giuliani Cosci, pintor decimonónico italiano afincado en Almería; D. Pedro Gilabert Gallego, escultor popular de Arboleas; D. Francisco González Romero, pintor andaluz y el gran artista almeriense D. Andrés García Ibáñez.

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas