El obispo aplaza, hasta que mejore la situación, los ejercicios espirituales y las reuniones con los sacerdotes Destacado

Teniendo en cuenta la evolución de la situación pandémica de las últimas semanas, el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, ha pospuesto la tanda de ejercicios espirituales para sacerdotes que se iba a realizar del 17 al 22 de enero en Villa Pilar, dirigida por el obispo de Zamora, Mons. Fernando Valera.

«Debemos ser ejemplares y evitar todas aquellas reuniones y encuentros hasta que pase esta ola tan agresiva que estamos padeciendo», ha manifestado el obispo a sus vicarios.

También se aplazan, hasta que mejore la actual situación, las reuniones que el obispo estaba manteniendo con los sacerdotes de los diferentes arciprestazgos, a pesar de que se realizaban en salones ventilados, guardando la distancia de seguridad establecida y con mascarilla en todo momento. El obispo ha solicitado a sus vicarios de zona que pidan a los sacerdotes que «extremen la prudencia en el ejercicio de sus responsabilidades».

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas