Toda la información de la Diócesis en El Espejo de la Iglesia

Acaba una semana en que Aguilar de la Frontera ha situado en el mapa del dolor a todos los cristianos de aquí y allá, a todos los que tenemos en la Cruz de Cristo el símbolo de paz y perdón para los hombres.

Una grúa cargando la Cruz del llanito de las Descalzas recorrió redes sociales y televisiones, otra; la de la Cruz arrojada a un vertedero sumo al dolor del principio dosis de desconsuelo interminable. No siempre la ley respeta sentimientos, no siempre la delgada línea entre el respeto y la comprensión sabe gestionarse desde un despacho de alcaldía. Toca reconstruir la armonía en Aguilar, abandonar la crítica y regresar a la convivencia serena, honrada y laboriosa de la buenas gente de este pueblo.

Y mientras, seguimos adelante observando como hay personas decididas a mirar a los demás sin juzgarlos, acompañarlos en la oscuridad de la adicción. Les hablamos de A Solas 511, una asociación fundada para ayudar a las personas indigentes que padecen adicción a sustancias, a las que a menudo se une alguna patología psiquiátrica. Jesús es el impulsor de esta Asociación cuyo nombre recuerda a un momento duro momento vital, transformado ahora en ayuda al prójimo. Como terapeuta conoce el terreno de la escucha y del dolor de la soledad de muchas personas a las que ha tratado durante 20 años

Puedes escucharlo en este enlace

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas