La bondad de Dios

Publicación de la Editorial Nuevo Inicio, del Arzobispado de Granada.

Sólo en la Encarnación nuestra participación finita en lo infinito puede hacer posible la participación en una bondad que está más allá de nosotros, una bondad que es trascendente, una bondad infinita. En consecuencia, sólo en el cuerpo de Cristo, cuerpo que conocemos con el nombre de Iglesia, somos capaces de desarrollar el bien, por medio de la realización de los sacramentos, de la acción continua del Espíritu Santo, que nos dota y a la vez nos capacita para continuar la misión de Cristo en nuestra vida cotidiana. […]

La bondad de Dios se descubre no en una especulación abstracta, sino en una vida orientada hacia Dios que crea unas prácticas particulares que requieren privilegiar a ciertas instituciones sobre otras. La bondad de Dios sólo se puede descubrir cuando la Iglesia es la institución social que hace inteligibles nuestras vidas. Esto, por supuesto, lleva inevitablemente al reordenamiento de otras instituciones, tales como la familia, el mercado y el estado (De la “Introducción” del autor).

D. Stephen Long es profesor de Teología Sistemática en el en el Seminario Teológico Evangélico Garrett. Junto a La bondad de Dios Nuevo Inicio también ha publicado para los lectores de lengua española Divina economía, importantísimo libro en el que aborda de modo directo la necesidad de un diálogo activo entre la teología y la economía.


Editorial Nuevo Inicio

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas