El sacerdote Francisco Javier Real, nuevo doctor en Teología Moral

El 19 de marzo, día de San José, el sacerdote Francisco Javier Real Álvarez defendió públicamente en la Accademia Alfonsiana de Roma -de forma online debido a las restricciones de movimiento actuales en la capital italiana- su tesis doctoral: Redes sociales y experiencia relacional. Una propuesta de cibermoral basada en la comunión. La tesis fue dirigida por el Prof. Martín Carbajo Núñez, franciscano especializado en ética de los medios de comunicación y ecología, docente en la Accademia Alfonsiana, el Instituto Antonianum y la universidad de San Diego de Estados Unidos.

A lo largo de 420 páginas, Francisco Javier sostiene que el hombre es un ser relacional, llamado a la comunión. Y que el hombre expresa esta relacionalidad en las redes sociales. Las redes se convierten así en un nuevo ambiente humano donde el hombre vive. En este ambiente se producen comportamientos desconectivos y conectivos, haciendo necesaria una cibermoral que dé respuesta a ellos. La novedad de la tesis consiste en demostrar la necesidad de construir una cibermoral que responda a este nuevo ambiente digital en el que vive el hombre y que se base en el principio de relacionalidad, buscando la comunión interhumana, sirviéndose de tres ejes: la empatía, las virtudes y los principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

El tribunal de la defensa, conformado por el director del doctorando, Martín Carbajo, por el censor de la tesis, el profesor Mario Boies -redentorista canadiense especializado en neuroética y adicciones- y por el presidente del tribunal, el redentorista Antonio Fidalgo -especializado en moral fundamental- coincidieron en resaltar la novedad y enorme actualidad de la tesis, destacando la gran aportación hecha a la moral en el ámbito digital y de las redes sociales. Por lo que calificaron la investigación realizada con un Summa cum laude.

En la parte final de la defensa, el sacerdote de Lepe agradeció a sus compañeros diocesanos y romanos su ayuda en estos años de estudios, a D. Ignacio, D. José y D. Santiago por haber confiado en él para esta tarea, al cardenal Luis F. Ladaria, por asistir a la defensa de forma digital, y sobre todo a su familia, por su apoyo y cariño en todo momento. Finalmente hizo una invitación a no temer a las redes sociales, sino a descubrir en ellas un nuevo ambiente humano, surgido de la voluntad de Dios e incluido en su proyecto salvífico, con el que unir a los hombres y conducirlos a la comunión.

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas