Noticias de la Diócesis de Jaén Oficina de Información de los Obispos del Sur de España https://www.odisur.es Tue, 02 Mar 2021 05:00:08 +0000 Joomla! 1.5 - Open Source Content Management es-es La Diócesis de Jaén comunica que el aforo de todos los templos será modificado al 50% https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/62001-la-diócesis-de-jaén-comunica-que-el-aforo-de-todos-los-templos-será-modificado-al-50.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/62001-la-diócesis-de-jaén-comunica-que-el-aforo-de-todos-los-templos-será-modificado-al-50.html La Diócesis de Jaén comunica que el aforo de todos los templos será modificado al 50%

El Vicario General de la Diócesis de Jaén, D. Francisco Juan Martínez Rojas, ha enviado una carta a los sacerdotes jiennenses donde les comunica que el distrito sanitario de la provincia de Jaén ha sido declarado, por la Junta de Andalucía, en nivel de alerta sanitaria 3 grado 1. Por ello el aforo de todos los templos de la Diócesis de Jaén será modificado al 50%.

En su misiva Martínez Rojas lo ha explicado así, para que se puedan adoptar las medidas pertinentes en todas las parroquias:

“Según Decreto del Presidente 7/2021, de 25 de febrero, por el que se prorrogan las medidas establecidas en el Decreto 2/2021, de 8 de enero, con el que se establecen medidas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía en aplicación del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, en virtud del cual se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-COV-2; y en virtud de la Resolución de 25 de febrero de 2021, de la Delegación Territorial de Salud y Familias en Jaén, por la que se adoptan y modulan los niveles y grados de alerta sanitaria y la aplicación de las medidas que corresponden, por razón de salud pública, para la contención de la COVID-19, resuelve que el distrito sanitario de la provincia de Jaén(Norte, Sur, Nordeste) sea declarado en nivel de alerta sanitaria 3 grado 1.
Por todo ello comunico que EN TODOS LOS TEMPLOS DE LA DIÓCESIS DE JAÉN SERÁ MODIFICADO EL AFORO DE LOS MISMOS AL 50% SEGÚN CONSTA EN EL ARTÍCULO 7 DEL DECRETO DEL PRESIDENTE 2/2021:
Artículo 7. Limitación a la permanencia de personas en lugares de culto. Las reuniones y encuentros religiosos podrán desarrollarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, ya sea en espacios al aire libre o espacios interiores, siempre que no se supere el cincuenta por ciento de su aforo”.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 14:06:15 +0000
El Obispo decreta la suspensión de la romería de la Virgen de la Cabeza por la COVID-19 https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/62000-el-obispo-decreta-la-suspensión-de-la-romería-de-la-virgen-de-la-cabeza-por-la-covid-19.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/62000-el-obispo-decreta-la-suspensión-de-la-romería-de-la-virgen-de-la-cabeza-por-la-covid-19.html El Obispo decreta la suspensión de la romería de la Virgen de la Cabeza por la COVID-19

El Obispado ha hecho público un decreto, que rubrica Monseñor Don Amadeo Rodríguez Magro, a través del cual se suspende, a causa de la pandemia provocada por la COVID-19, la romería de la Virgen de la Cabeza para este año 2021.

El Prelado jiennense confía en que, la romería más antigua de España, y que ya el año pasado tampoco pudo reunir en Sierra Morena a los miles de romeros que se dan cita a los pies de "la Morenita", pueda volver a celebrarse con normalidad el año próximo.

En el citado decreto se indica, del mismo modo, que "El día de la solemnidad de la Santísima Virgen de la Cabeza, la Solemne Eucaristía que se celebraba habitualmente en el exterior de la Real Basílica Santuario, se celebrará en el interior", con las normas de protección e higiene frente al Coronavirus, que se implementan en todos los lugares de culto, para evitar el contagio. A la vez que se suspenden los demás actos cultuales previstos en los Estatutos de la Cofradía matriz de la Patrona de Andújar.

El texto episcopal concluye encomendando "a la intercesión materna de la Virgen de la Cabeza, salud de los enfermos y auxilio de los cristianos" a todos los fallecidos y enfermos de la pandemia.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 14:04:28 +0000
La Diócesis continúa acercando la actualidad de nuestra Iglesia a través de su canal de WhatsApp https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61959-la-diócesis-continúa-acercando-la-actualidad-de-nuestra-iglesia-a-través-de-su-canal-de-whatsapp.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61959-la-diócesis-continúa-acercando-la-actualidad-de-nuestra-iglesia-a-través-de-su-canal-de-whatsapp.html La Diócesis continúa acercando la actualidad de nuestra Iglesia a través de su canal de WhatsApp

El sector de Comunicación de la Diócesis de Jaén continúa acercando la actualidad a través del canal de información creado en la aplicación de mensajería de WhatsApp. De esta manera todo el que lo desee podrá conocer al momento lo que está ocurriendo en nuestra Iglesia diocesana.


Asimismo, próximos a la Semana Santa, los diocesanos que se subscriban podrán seguir en directo, a través de los enlaces de Facebook y Youtube que se enviarán, todas las celebraciones presidas por el Obispo en la Catedral.
En este canal solo se podrá recibir información, ya que las personas que se suscriban no podrán escribir en el grupo.

¿Cómo darse de alta?
Accediendo al enlace: https://chat.whatsapp.com/IkII4hmel4PAho4Ce3RNjA y guardando este número en tu agenda de contactos: 953240276

O a través del código Qr:

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 08:43:59 +0000
Admisión a la Iniciación Cristiana en Peal de Becerro https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61958-admisión-a-la-iniciación-cristiana-en-peal-de-becerro.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61958-admisión-a-la-iniciación-cristiana-en-peal-de-becerro.html Admisión a la Iniciación Cristiana en Peal de Becerro

El pasado 21 de febrero, I Domingo de Cuaresma, en comunión con la Celebración que esa misma mañana presidía nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, en la Catedral de Jaén, se realizaba otra sencilla celebración en la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Peal de Becerro.


La niña pealeña, Ruth Moreno Aslimani, era admitida como Elegida para recibir, en las próximas Fiestas Pascuales, los Sacramentos de la Iniciación Cristiana.
La celebración tuvo lugar en el contexto de la Misa Dominical, siendo testigos del acontecimiento la comunidad parroquial; la catecúmena fue acompañada por sus padres, padrino y catequista. Ruth se mostró muy entusiasmada e ilusionada en todo momento.
La Eucaristía estuvo presidida por el párroco, D. Jaime González Fernández, quien celebró, en nombre del Señor Obispo, los ritos de la Elección y la Imposición del nombre. Una circunstancia excepcional debida a las restricciones de la Pandemia del COVID-19, pues en un contexto de normalidad, Ruth hubiera sido Admitida por el Obispo en la Catedral.
La comunidad cristiana de Peal de Becerro se alegra con esta Gracia del Señor y le ruega que lleve a término esta obra buena que ha comenzado en Ruth.

Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Peal de Becerro

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 08:43:08 +0000
Un monumento recuerda, en Beas de Segura, el paso de San Juan de la Cruz por esta localidad https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61957-un-monumento-recuerda-en-beas-de-segura-el-paso-de-san-juan-de-la-cruz-por-esta-localidad.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61957-un-monumento-recuerda-en-beas-de-segura-el-paso-de-san-juan-de-la-cruz-por-esta-localidad.html Un monumento recuerda, en Beas de Segura, el paso de San Juan de la Cruz por esta localidad

Un día como ayer, 24 de febrero de 1575, hace ya 446 años, Santa Teresa de Jesús daba comienzo una nueva comunidad carmelitana reformada o descalza en Beas de Segura. Los pequeños conventitos que ella iba levantando, en contraste con los grandes conventos como era el de la Encarnación de Ávila, eran conocidos como «Palomarcicos De La Virgen».


Madre Teresa quería pequeñas casas, pequeñas comunidades, no más de 13 religiosas como si fuera el grupo de los 12 apóstoles y Jesús. Pequeñas casas, que si por cualquier motivo se cayesen, no hiciesen mucho ruido. Éstas pequeñas edificaciones materiales vienen equilibradas con la grandeza y profundidad del estilo de vida reformado teresiano. Profunda vida interior en soledad, silencio, oración y despojo de sí, y equilibrado con las horas de de recreación comunitaria en el Señor. Aquí estuvo Santa Teresa hasta mediados del mes de mayo de ese año. A este lugar, unos años más tarde, llegó San Juan de Cruz quien venía destinado al convento del Calvario como superior y que por la cercanía de ambos lugares hizo posible el trato y la dirección espiritual del místico de Fontiveros con estas monjas.
En este día, en honor al día de la fundación de este conventico teresiano, se ha colocado en el Paseo de Beas de Segura un pequeño monumento recordando el Camino de San Juan de la Cruz (Beas de Segura – Caravaca de la Cruz). Sobre este camino se puede encontrar mucha información al peregrino que desee hacer el mismo camino que durante, al menos 7 veces, hizo San Juan de la Cruz. Un camino que se puede hacer en muchas perspectivas, deportivas, culturales, pero sobre todo, un camino que se invita a hacerlo desde la fe. San Juan de la Cruz, el incansable buscador de Dios, nos puede enseñar esta maravillosa experiencia humana y religiosa de una vida unida a Dios y sin ninguna rebaja de la Cruz.

Sebastián Moreno
Párroco de Beas de Segura

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 08:41:10 +0000
La Delegación de Catequesis propone a los catequistas una formación online sobre oratorios https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61956-la-delegación-de-catequesis-propone-a-los-catequistas-una-formación-online-sobre-oratorios.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61956-la-delegación-de-catequesis-propone-a-los-catequistas-una-formación-online-sobre-oratorios.html La Delegación de Catequesis propone a los catequistas una formación online sobre oratorios

En el último documento de la Comisión episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado de la Conferencia Episcopal, «Con respecto, pero sin miedos, en tu nombre, Señor, echaremos las redes», se nos advierte que las dificultades, en y desde la fe, se convierten en posibilidades, y éstas en oportunidades.

Por eso, alejándonos del pesimismo en el que podríamos caer por culpa de la pandemia, debemos descubrir que se nos ofrece una serie de oportunidades, y entre ellas la utilización de las nuevas tecnologías tanto para la formación de catequistas como para el desarrollo de nuestras catequesis.
En esta línea, desde la Delegación episcopal de Catequesis, ofrecía la posibilidad de participar en una sesión online de formación sobre los oratorios, que ya han empezado a introducirse en algunas parroquias de nuestra Diócesis y tan buenos frutos están dando.
La sesión era impartida por D. Francisco Carrasco Cuadros, párroco de Santa Isabel de Jaén, el miércoles 24 de febrero por la plataforma Zoom.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 08:39:38 +0000
El Vicario General reflexiona sobre la acción social a lo largo de la historia de la Iglesia jiennense en las Jornadas de Santo Tomás https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61955-el-vicario-general-reflexiona-sobre-la-acción-social-a-lo-largo-de-la-historia-de-la-iglesia-jiennense-en-las-jornadas-de-santo-tomás.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61955-el-vicario-general-reflexiona-sobre-la-acción-social-a-lo-largo-de-la-historia-de-la-iglesia-jiennense-en-las-jornadas-de-santo-tomás.html El Vicario General reflexiona sobre la acción social a lo largo de la historia de la Iglesia jiennense en las Jornadas de Santo Tomás

El martes, 23 de febrero, se celebró la segunda conferencia de las XXXIII Jornadas de Santo Tomás, a cargo de D. Francisco Juan Martínez Rojas, miembro del Claustro de profesores del seminario, Vicario General de la Diócesis y Deán de la S.I. Catedral.


D. Francisco Juan comenzó resaltando que «el ejercicio de la caridad es hacer presente el amor de Dios en la contingencia de la historia del ser humano. El hacer de la iglesia consiste en convertir la historia en Historia de la Salvación, mediante el ejercicio de la fe, la esperanza y, sobre todo, la caridad». Hay dos vías de credibilidad para acceder a la Iglesia y para creer ella: la vía de la santidad y la vía significativa (o vía de la caridad)».
A través de un exhaustivo repaso desde la Edad Antigua, el conferenciante puso el punto de partida de su exposición en el siglo IV, del que conserva el primer documento histórico de nuestra tierra con el Concilio de Elvira, en cuyos cánones se menciona ya la defensa de los esclavos, la defensa del valor sagrado de la vida (ya desde el seno materno), la obligación moral de cuidar a las personas mayores, sobre todo si estaban enfermos, y alertaba contra la indefensión y el desamparo de los niños frente a la posible corrupción de los adultos, con penas muy duras ante determinados delitos.
Prosiguió con el monacato del período visigodo, donde los monasterios se irán convirtiendo también en centros de acogida para los peregrinos, centros de refugio en los momentos de guerras e incluso centros médicos. La Edad Media para Jaén supuso un cristianismo de frontera, es decir, de inseguridad, guerras y cautiverios, que originaron un nuevo modo de ejercer la acción social y caritativa mediante la redención de cautivos, sobre todo por parte de los Mercedarios y los Trinitarios. También se desarrolló en esta época la asistencia a enfermos, a mendigos y a niños expósitos.
La Edad Moderna trajo consigo la especialización de los hospitales, medidas para combatir la usura, acciones caritativas de las Cofradías y la labor asistencial que hicieron altos cargos eclesiales, entregando parte de sus rentas a los pobres. Y en la Edad Contemporánea, marcada por la desamortización, la acción social de la Iglesia tendrá como uno de sus cauces prioritarios la enseñanza confesional, así como aparición del catolicismo social, y ya en el siglo XX, la aparición de lo que se podría llamar ya una caridad organizada con las Conferencias de San Vicente de Paúl y Cáritas, que desde hace más 60 años es la Iglesia que ejerce la caridad.
Finalizaba su ponencia, D. Francisco Juan haciendo referencia a la carta pastoral de nuestro Obispo para el inicio de este curso, donde Don Amadeo indicaba que «como Iglesia necesitamos siempre una conversión a la caridad, pues la caridad sella la totalidad de la experiencia cristiana».


Comunidad del Seminario diocesano de Jaén

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 08:38:45 +0000
Apertura y primera ponencia de las XXXIII Jornadas de Santo Tomás en el seminario: «La Acción Social y Caritativa de la Iglesia en España» https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61954-apertura-y-primera-ponencia-de-las-xxxiii-jornadas-de-santo-tomás-en-el-seminario-la-acción-social-y-caritativa-de-la-iglesia-en-españa.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61954-apertura-y-primera-ponencia-de-las-xxxiii-jornadas-de-santo-tomás-en-el-seminario-la-acción-social-y-caritativa-de-la-iglesia-en-españa.html Apertura y primera ponencia de las XXXIII Jornadas de Santo Tomás en el seminario: «La Acción Social y Caritativa de la Iglesia en España»

Este lunes, 22 de febrero, comenzaron las Jornadas de Santo Tomás en el Seminario Diocesano de Jaén. Este año, debido a las circunstancias de la pandemia de COVID-19, por primera vez se harán exclusivamente de forma online.


La primera conferencia versó sobre la acción social y caritativa de la Iglesia en España, presentada por Monseñor Atilano Rodríguez Martínez, Obispo de Sigüenza-Guadalajara y presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española.
Tras una breve introducción por parte de D. Juan Francisco Ortiz González, Rector del Seminario Diocesano, nuestro Obispo Don Amadeo abrió las jornadas recalcando la excepcionalidad de la situación provocada por la pandemia y encuadrándolas en el Plan Pastoral Diocesano de Pastoral de este año, dedicado a caridad. D. Amadeo hizo un especial hincapié en la necesidad de fomentar de un modo activo la caridad, que es la gran virtud, y a la vez expresión de nuestra fe y de nuestra esperanza. Termino animando a todos a participar en cada una de las ponencias.
Después de las palabras de nuestro Obispo, y la presentación del ponente a cargo del Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas, D. Atilano felicitó a la iglesia de Jaén por el Plan Pastoral Diocesano, y nos presentó su ponencia, tomando como referencia el Informe que la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Promoción Humana, presentó el pasado 17 de noviembre a la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, sobre la situación social actual como consecuencia de la pandemia que estamos viviendo.
Ofreció, en primer lugar un análisis de las consecuencias que la pandemia está provocando en los sectores más frágiles de nuestra sociedad, incidiendo en tres graves síntomas: la limitación de derechos, el incremento de la desigualdad en la sociedad y la desvinculación de la moral. La desigualdad, que ya era importante antes de la pandemia, se está viendo agravada, sobre todo, por el desempleo y la reducción de ingresos, que afecta a muchos, pero de forma especial a los que ya carecían de ellos o estaban en la economía informal. En un país como el nuestro, donde el sector turístico es tan importante, la crisis está provocando una caída en cadena de empresas dependientes del turismo, con las consiguientes consecuencias en el desempleo, en la vivienda, la salud física y emocional, el debilitamiento de las redes de apoyo después de la primera ola y la brecha digital que aleja aún más a los más perjudicados. Nos recordó los grupos más afectados por esta situación: los refugiados y migrantes, las personas sin hogar o con viviendas inseguras, las víctimas de la trata, los presos, los profesionales de la marina mercante y de pesca, los transportistas, los feriantes y circenses, y los gitanos.
En segundo lugar, presentó la respuesta que la Iglesia está ofreciendo a estas situaciones: atención y ayuda material de primera necesidad; acompañamiento integral, muchas veces gracias a las redes sociales, a los más necesitados con formación y ayuda al empleo, y también apoyo afectivo y espiritual. Don Atilano reconoció un importante aumento de donativos y sobre todo de voluntarios de muy diverso origen social y religioso, recordó la necesidad del trabajo en red, coordinando los distintos organismos eclesiales que atienden las distintas situaciones de necesidad y señaló las iniciativas que se han llevado a cabo con los sectores más afectados señalados anteriormente.
Por último, ante la incertidumbre que se avecina, y el posible agravamiento de las dificultades, el ponente hizo un llamamiento, primero a redescubrir la caridad y promoverla en la comunidad cristiana, que atañe no sólo al grupo de Cáritas, sino a todos y a cada uno de los cristianos; segundo a resituar la caridad en su íntima relación con la Evangelización y con la Celebración y tercero a no olvidar las nuevas pobrezas: migraciones, no nacidos, migrantes, trata y cuidado de la naturaleza que requieren también más voluntarios para atenderlas.
Terminó, Don Atilano, invitándonos, por un lado a poner un esfuerzo especial en la formación del corazón para poner a los pobres, los miembros de Cáritas y los voluntarios en contacto con el Señor, de quien nace el amor, y por otro a aunar esfuerzos entre todas las delegaciones y organismos diocesanos que atienden las diferentes situaciones de necesidad.
Comunidad del Seminario diocesano de Jaén

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 26 Feb 2021 08:36:08 +0000
Cristo en los pobres https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61910-cristo-en-los-pobres.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61910-cristo-en-los-pobres.html Cristo en los pobres

Santa Teresa de Calcuta, uno de los iconos más vigorosos del amor a los empobrecidos y del ejercicio de la caridad cristiana en nuestro mundo contemporáneo, narra la siguiente anécdota: “En nuestra congregación teníamos una hora de adoración eucarística a la semana hasta que, en 1973, decidimos tener una hora de adoración al día. Tenemos mucho trabajo que hacer. Nuestras casas para los enfermos y los moribundos están llenas en todas partes”.

Resulta llamativo no solo el contenido de lo que dice, sino sobre todo el tipo de lógica argumentativa que emplea: como hay mucho trabajo, ampliamos el tiempo dedicado a la contemplación. La mayoría de nosotros, probablemente, seguiríamos una lógica inversa: como hay mucho que hacer, recortamos el tiempo de oración. Pero la suya es la verdadera lógica del Evangelio. Se apoya, por supuesto, en una nítida convicción: “La vida de Aquel que se ha convertido en Pan de Vida es idéntica a la del que muere en la calle”. O, como dice en otro momento la santa de los suburbios: “En la Eucaristía, veo a Cristo en el pan. En los barrios de chabolas, veo a Cristo en la agonía de los pobres: en los cuerpos demacrados, en los niños, en los moribundos”. E insiste: “Nuestras vidas deben estar continuamente alimentadas por la Eucaristía. Porque si no somos capaces de ver a Cristo en el pan, tampoco lo descubriremos bajo la humilde apariencia de los demacrados cuerpos de los pobres”.

Recuerdo estos textos porque, luminosos y directos como son, pueden ayudarnos en nuestro itinerario de Cuaresma. La Iglesia nos invita, un año más, a encarnar nuestros deseos de avanzar hacia la Pascua de la mano de tres prácticas concretas: el ayuno, la limosna y la oración. La liturgia de estos días nos pone en contacto con Isaías que nos anima a vivir estas prácticas según Dios. “El ayuno que yo quiero es este: [...] que compartas tu pan con el hambriento” (Is 58,6-7). Y añade: “Entonces invocarás al Señor y él te responderá, pedirás auxilio y te dirá: ‘Aquí estoy’” (Is 58,9). Es decir, que, al aclarar el ayuno que desea el Señor, el profeta lo vincula con la limosna y con la oración (la cual, entonces, será efectivamente escuchada por Dios). La limosna, por supuesto, se refiere a toda práctica de genuina solidaridad con los desvalidos y menesterosos de la tierra: “Que sueltes las cadenas injustas, que dejes libres a todos los oprimidos” (Is 58,6), “que hospedes a los pobres sin techo, que proporciones ropas al desnudo y que no te desentiendas de tus semejantes” (Is 58,7).

En la misma línea, el papa Francisco ha recordado en su última carta encíclica que “mientras más profunda, sólida y rica es una identidad, más tendrá para enriquecer a los otros con su aporte específico. Los creyentes nos vemos desafiados a volver a nuestras fuentes para concentrarnos en lo esencial: la adoración a Dios y el amor al prójimo, de manera que algunos aspectos de nuestras doctrinas, fuera de su contexto, no terminen alimentando formas de desprecio, odio, xenofobia, negación del otro” (Fratelli Tutti, n. 282).

En febrero de 2018, en una alocución cuaresmal dirigida a los miembros de la Asociación Pro Petri Sede, el Santo Padre les pidió que hicieran de la limosna “un estilo de vida”, perseverando “en la ayuda concreta a todo aquel que está en necesidad”. Eso significa, de acuerdo con las palabras del Obispo de Roma, “estar siempre atentos a ofrecer, además de ayuda material, el calor de sentirse acogido, la delicadeza del respeto y de la fraternidad, sin las cuales nadie puede recuperar el valor y la esperanza en el futuro”. Y es que lo que aquilata y ennoblece la limosna es el amor que pongamos al hacerla. Ha de ser un amor desinteresado, constante y sin lamentos el que inspire las distintas iniciativas que emprendamos en favor de los postergados, de quienes viven en soledad, de aquellos que han perdido la ilusión o de cuantos se hallan sumidos en la depresión y el olvido. Un amor que no se canse, que no conozca la tibieza. Este es el amor que engrandece la limosna. A su vez, la limosna educa a la generosidad del amor. A este respecto, San José Benito Cottolengo solía recomendar: “Nunca contéis las monedas que dais, porque yo digo siempre: si cuando damos limosna la mano izquierda no tiene que saber lo que hace la derecha, tampoco la derecha tiene que saberlo” (Detti e pensieri, Edilibri, n. 201).

Por su parte, en la Cuaresma de 1979, invitaba San Juan Pablo II a redescubrir el sentido profundo de la limosna, tantas veces tergiversado. Decía así: “En este campo es muy importante cultivar la sensibilidad interior hacia las necesidades reales del prójimo, para saber en qué debemos ayudarle, cómo actuar para no herirle, y cómo comportarnos para que lo que damos, lo que aportamos a su vida, sea un don auténtico, un don no cargado por el sentido ordinario negativo de la palabra limosna” (Audiencia General. 28 de marzo de 1979).Con frase todavía más breve había dicho San León Magno, como recomendación final para las prácticas de la Cuaresma: “Apagad la ira, borrad los odios, amad la unidad de espíritu y adelantaos unos a otros en el servicio de la humildad sincera” (Tractatus 42, 6 [PL 54, 280B]).

Y nosotros, ¿qué podemos hacer en esta Cuaresma de 2021, marcada por una pandemia que nos fuerza a vivir esta especie de “cuarentena prolongada”? En estos tiempos de crisis sanitaria y social, de penurias económicas y de desempleo generalizado, ¿a qué nos llama la limosna? Cuando sabemos que en muchos países carecen de camas en los hospitales, de respiradores o de oxígeno medicinal, o cuando vemos que la distribución de las vacunas sigue unos patrones que refuerzan la desigualdad global, ¿de qué modo resuena en nosotros “el ayuno que quiere el Señor”? En definitiva, ¿crecemos en capacidad contemplativa y orante, de modo que podemos reconocer el rostro de Cristo en el rostro de tantas personas, hermanas nuestras que sufren a nuestro lado? También hoy es el Señor el que sigue repitiéndonos: “Tuve hambre y me disteis de comer” (cf. Mt 25, 35).

Quiera Dios concedernos que vivamos este tiempo de Cuaresma con auténtico sentido evangélico, de tal modo que recreemos —con profundidad, vigor y creatividad— las prácticas del ayuno, la limosna y la oración. Y que, de este modo, podamos celebrar la Pascua, reconociendo a Cristo en los desfavorecidos de este mundo tanto como en la Eucaristía.

Fernando Chica Arellano
Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO, el FIDA y el PMA

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Tue, 23 Feb 2021 12:47:28 +0000
Promoción Eucarística edita un material para la Cuaresma y la Pascua en el Año de la Caridad https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61909-promoción-eucarística-edita-un-material-para-la-cuaresma-y-la-pascua-en-el-año-de-la-caridad.html https://www.odisur.es/noticias/jaen/item/61909-promoción-eucarística-edita-un-material-para-la-cuaresma-y-la-pascua-en-el-año-de-la-caridad.html Promoción Eucarística edita un material para la Cuaresma y la Pascua en el Año de la Caridad

Como cada año, en el inicio de la Cuaresma 2019, Promoción Eucarística diocesana, que dirige el sacerdote, D. Mariano Cabeza, ha editado un material para profundizar en el misterio redentor de Cristo resucitado. En el año en el que la Diócesis celebra el centenario del nacimiento del Beato Lolo, el material que se ha preparado tiene al Beato periodista como hilo conductor de los textos. En su carta de presentación, que a continuación reproducimos, el promotor eucarístico diocesano explica el contenido que se ha ofrecido a las parroquias y fieles de la Diócesis.


Queridos del Señor:

Transcurridas estas semanas del tiempo ordinario una vez concluida la Natividad de nuestro Señor, de nuevo la Madre Iglesia a través de la Liturgia nos invita a seguir las huellas de Cristo que nos conducirá por el desierto, por la ciudad Santa de Jerusalén, por el Cenáculo, Calvario, Sepulcro para morir con El y así poder Resucitar con El y enviarnos al mundo entero con la fuerza del Santo Espíritu en Pentecostés.
Cuarenta días de preparación, el Santo Triduo Pascual y cincuenta días de prolongación pascual. Muchos días que se convierten en oportunidades privilegiadas de encuentro con el Señor, de comunión eclesial, de fortalecimiento de la Fe y en este curso pastoral, de crecimiento en la Caridad vertical y horizontal, es decir, de amor a Dios con todo el corazón, alma y ser, y amor al prójimo como a uno mismo según el mandamiento nuevo que nos dará el Señor en el Jueves Santo que este año tendrá que tener, aun más, un marcado sentido caritativo y eucarístico porque estos dos aspectos son inseparables.
El corazón, el alma y médula del año cristiano es el Santo Triduo Pascual:
La liturgia del Jueves Santo, como pórtico de gloria, ante sala del Triduo Pascual, es una invitación a profundizar concretamente en el misterio de la Pasión de Cristo, ya que quien desee seguirle tiene que sentarse a su mesa y, con máximo recogimiento, participar de todo lo que aconteció ‘en la noche en que iban a entregarlo’. Y por otro lado, el mismo Señor Jesús nos da un testimonio idóneo de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos todos los fieles cuando decide lavar los pies a sus discípulos.

Entrando en el primer día del Santo Triduo Pascual:
La tarde del Viernes Santo presenta el drama inmenso de la muerte de Cristo en el Calvario. La cruz erguida sobre el mundo sigue en pie como signo de salvación y de esperanza. Con la Pasión de Jesús, según el evangelio de Juan, contemplamos el misterio del Crucificado, con el corazón del discípulo amado, de la Madre, del soldado que le traspasó el costado.
«Durante el Sábado Santo, la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección. Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío. La Cruz sigue entronizada desde ayer. Central, iluminada, con un paño rojo, con un laurel de victoria. Dios ha muerto. Ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad. Es el día de la ausencia. El Esposo nos ha sido arrebatado. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz «¿por qué me has abandonado»?- ahora él calla en el sepulcro. Descansa: «consummatum est», «todo se ha cumplido».
El Domingo de Resurrección con la Vigilia Pascual es el día en que incluso la Iglesia más pobre se reviste de sus mejores ornamentos, es la cima del año litúrgico. Es el aniversario del triunfo de Cristo. Es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención y liberación del pecado de la humanidad por el Hijo de Dios.
El mensaje redentor de la Pascua no es otra cosa que la purificación total del hombre, la liberación de sus egoísmos, de su sensualidad, de sus complejos; purificación que, aunque implica una fase de limpieza y saneamiento interior, sin embargo se realiza de manera positiva con dones de plenitud, como es la iluminación del Espíritu , la vitalización del ser por una vida nueva, que desborda gozo y paz -suma de todos los bienes mesiánicos-, en una palabra, la presencia del Señor resucitado. San Pablo lo expresó con incontenible emoción en este texto : «Si habéis resucitado con Cristo vuestra vida, entonces os manifestaréis gloriosos con Él» (Col. 3 1-4).
Os deseo que viváis estos momentos en vuestros grupos y comunidades con máxima intensidad, que participéis activamente en los grupos de liturgia para preparar las celebraciones y servirlas a la comunidad. Que tengáis muchos momentos de encuentro con Cristo Eucaristía en el Sagrario, en la Exposición del Santísimo, en la Capilla de la reserva eucarística el Jueves Santo.
Os deseo una Cuaresma de conversión, una Semana Santa de celebración y una Pascua de Resurrección, de profundización y misión para que llegue a todos el gozo del Resucitado. Que estos sencillos materiales contribuyan a este propósito.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Tue, 23 Feb 2021 12:46:27 +0000