Don Amadeo preside la Eucaristía en la Romería de la Virgen de la Fuensanta en Gútar Destacado

Después de intensos meses de trabajo misionero, la comunidad parroquial de San Andrés apóstol de Villanueva del Arzobispo, y la comarca de Las Villas, vivió el pasado 1 de junio un momento único e histórico en la aldea de Gútar.


Durante el mes de mayo se han desarrollado más de 50 asambleas de reflexión y diálogo misionero. Especial mención las asambleas desarrolladas con las familias de los niños de catequesis en las dependencias del Santuario Diocesano Ntra. Sra. de la Fuensanta, con la participación de más de 400 padres en un lugar por sí mismo evangelizador. También los vecinos de Gútar tuvieron asambleas acompañadas por las religiosas de Cristo Rey con una gran participación, que concluyeron con una vigilia memorable de oración en torno a la afamada Fuente de la Jordana, en ambiente de gran espiritualidad y devoción.
Todos los esfuerzos evangelizadores concluyeron con la romería extraordinaria a dicha aldea con la imagen de la Virgen de la Fuensanta Coronada, patrona de las cuatro Villas. Dios escoge lo pequeño para hacerlo grande; y Gútar una aldea d apenas 100 habitantes se ha convertido estos días en un corazón grande para acoger a todos los peregrinos de manera sublime, creando un ambiente fraternal y acogedor sin precedentes. La imagen de la Virgen de la Fuensanta en carroza ataviada para la ocasión fue acompañada por 25 carrozas bellamente adornadas por distintos colectivos y asociaciones de distinto índole, todas ellas locales. Con una participación aproximada de 3000-4000 mil peregrinos; 25 agentes de protección civil, policía local, guardia civil de tráfico y guardias de seguridad privada hicieron que la jornada trascurriera de maravilla.
La jornada no se olvidará por muchos motivos, también por las altas temperaturas vividas este fin de semana, repartiéndose más de 2000 botellas de agua donadas por Aguas Sierra de Cazorla. La generosidad vivida en estos días por Cooperativas de aceite locales, SCA San Miguel Arcángel, múltiples empresas y el Ayuntamiento de Villanueva del Arzobispo han hecho que Gútar brille como un cofrecito en medio de un paraíso a las puertas de la Sierra de Segura, desconocido para muchos.
La peregrinación de 8,5 km desde el Santuario a la aldea de Gútar culminó con la celebración de la Eucaristía presidida por nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, y concelebrada por su Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas, amigo personal de D. Pedro Aliaga Asensio, Vicario General de la Orden de la Santísima Trinidad, natural de Gútar, que con enorme emoción dirigió un saludo de agradecimiento a nuestro padre y pastor por presidir este momento, junto a nuestro párroco D. Bartolomé López y el Vicario Parroquial, D. Hildebrando Escobar.
El lugar de la celebración fue presidido por la urna de las reliquias del Beato Francisco López Navarrete, conocido por los lugareños como el “cura raspa”, mote de la familia, que entregó su vida en las cercanías de Gútar el 28 de agosto de 1936. El Obispo valoró la presencia de este “testigo de la fe, considerado como uno de los vuestros, al conocerlo por el mote familiar” y animó “a que aprendamos de él en nuestra labor de evangelizar el mundo”.
Todos los presentes valoraron la palabras cercanas de nuestro Obispo, que en todo momento sintonizó con este ambiente romero y misionero, exhortando a que lo vivamos con alegría y lo anunciemos a todos aquellos con los que nos encontremos, puniendo como ejemplo la visita de María a su prima Isabel y el gozo que este provocó.
Desde estas líneas queremos agradecer a Don Amadeo su presencia, su compromiso con la Diócesis y los lugares más pequeños; y al mismo tiempo a todos los que hicieron que este momento se grabe en la memoria religiosa de este pueblo.

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas