El Grupo de oración Padre Pío celebra una eucaristía de acción de gracias por su aprobación diocesana y afiliación

Próximos al tiempo de Navidad y llegando al culmen del Adviento, en el cuarto domingo de preparación para la venida del Salvador, el Grupo de oración Padre Pío de Jaén celebró con solemnidad, en la tarde del pasado 19 de diciembre, su tradicional encuentro de oración mensual y una Eucaristía de Acción de Gracias, en su sede canónica, la Parroquia de Ntra. Sra. de la Merced.

La misma estuvo presidida por el Vicario General de la Diócesis, D. Francisco Juan Martínez Rojas y concelebrada por los Rvdos. D. Juan Jesús Cañete Olmedo, párroco de la Merced y director espiritual del grupo; D. Antonio Javier Cañada Morales, Canciller del Obispado y Párroco de S. Juan y San Pedro; y D. Emilio Samaniego Guzmán, Capellán del Hospital Ciudad de Jaén y Canónigo de la S.I. Catedral.
Era el momento propicio de dar gracias a Dios por el iter seguido hasta la ansiada aprobación, en un tiempo litúrgico que el P. Pío vivía con tanta emoción y alegría. El pasado mes de julio de 2020, y tras seis años desde que el Grupo de Oración comenzara su andadura en el Convento de las Bernardas, fue acogido en la Parroquia de la Merced, una vez escuchado el parecer favorable del Consejo Pastoral de la Parroquia y del Sr. Párroco. Meses más tarde, concretamente el día 14 de octubre de 2020, Mons. Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de Jaén, en virtud de lo dispuesto en el Código de Derecho Canónico, erigió en la referida parroquia el Grupo de Oración del Padre Pío, con Estatutos propios aprobados por la Santa Sede. Finalmente el día 4 de noviembre de 2020, Mons. P. Franco Moscone, Arzobispo de Manfredonia, confirmaba la afiliación a San Giovanni Rotondo del Grupo de Oración Padre Pío de Jaén, bajo las advocaciones de los Sagrados Corazones de Jesús y María.
El Vicario General destacó en su profunda homilía al “singular santo teópata –que padeció-, es decir, que experimentó a Dios hasta el punto de llevar durante medio siglo las llagas de Cristo en su propio cuerpo, como recuerdo de la gloria dolorosa del pasión del Señor”. Seguidamente refirió los amores del santo fraile capuchino, “junto con la Santísima Virgen, la Eucaristía fue el gran amor del P. Pío. En cada Eucaristía reviva la pasión de Cristo de manera real y sorprendente”.
Antes de concluir la Eucaristía, el Vice-jefe del grupo dirigió unas breves palabras de agradecimiento a los presbíteros, y exhortó a los presentes sobre la misión del grupo de oración: “las acciones y proyectos del Grupo de Oración deben distinguirse siempre por su fidelidad a la Iglesia, al Papa y al Obispo de la Diócesis; e igualmente por la formación cristiana integral y por la vida de oración, por la caridad generosa hacia los que sufren, según las indicaciones del Padre Pío”.
Finalmente, se entregó a los presbíteros un obsequio y a los presentes una estampa recordatorio bendecida, que plasma un retrato hiperrealista a carboncillo sobre papel alemán, de San Pío de Pietrelcina, realizado por el artista torrecampeño Francisco Galán Galán.


Sergio Ramírez Pareja
Vice-jefe del Grupo de Oración

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas