Imprimir esta página

Caja Rural dota de equipos informáticos un aula de formación de Cáritas Diocesana

Una donación que permitirá acortar la brecha digital de personas en situación de exclusión o en riesgo. El subdirector general de Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas, y el director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael López-Sidro, han firmado esta mañana un acuerdo de colaboración para la dotación de un aula informática gestionada por la entidad caritativa a través de su Programa de Empleo. En concreto, la cooperativa de crédito ha sufragado el coste de 15 equipos informáticos, que posibilitarán la formación y la adquisición de destrezas básicas para las personas acompañadas por Cáritas en Jaén. Una tarea que busca, en este sentido, favorecer la alfabetización digital.


El subdirector general de Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas, ha manifestado, tras la firma del convenio, la satisfacción por apoyar la labor que desarrolla Cáritas. “Es muy importante la labor de Cáritas para la mejora de la situación de tantas personas que están en exclusión. Al final, Cáritas es la mano tendida de la Iglesia a tantas personas que lo necesitan”, ha declarado. Con respecto a la donación, ha afirmado que se trata de “una pequeña ayuda más para que Cáritas pueda seguir con este trabajo de formación y de facilitar a muchas personas una alternativa real para su integración en la sociedad”.
García-Lomas Pousibet, que a su vez es el gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, ha hecho balance de la labor social en este 2020. “Hay una parte triste, porque algunos proyectos no se han podido terminar debido a la situación de pandemia. Por otra parte, hemos intentado adaptarnos y modificar lo necesario para seguir apoyando a las entidades sociales, que tanta falta les hace en estos momentos, para que puedan seguir al lado de tanta gente que lo necesita”, ha explicado.
Agradecimiento de Cáritas
El director de Cáritas Diocesana, Rafael López-Sidro, ha agradecido la disponibilidad permanente de Caja Rural de Jaén. “Esta ayuda es muy especial porque nos lleva a un campo del que debemos preocuparnos muchísimo, que no es otro que la brecha digital. Tenemos que formar a las personas en exclusión en esta área, habida cuenta de que tenemos una administración cada vez más informatizada y si no sabes hacer nada, estás perdido. Por eso, es un servicio de primer nivel el que estamos obligados a ofrecer a las personas que acompaña Cáritas”, ha argumentado tras la firma. “Es una alegría, por tanto, disfrutar de esta ayuda, que agradecemos con todo nuestro cariño”, ha apostillado.
López-Sidro ha subrayado la importancia del Programa de Empleo para Cáritas Diocesana de Jaén, como un área crucial de su trabajo. “La atención a las personas en exclusión tiene que convertirse en planes de intervención y, en consecuencia, dándoles los instrumentos formativos y materiales para que tenga grandes posibilidades de conseguir un puesto de trabajo. Es la única forma de sacarlas de la pobreza. Estamos volcados con el empleo y cada vez lo vamos a estar más”, ha defendido. En esta línea, ha recordado el proyecto Huerto Santa Teresa, que permitirá la formación en agricultura ecológica, con una apuesta sobre el terreno que, incluso, alcanzará la comercialización en futuras fases.