Tradicional bendición de los animales por San Antón

Muchas parroquias de la Diócesis han celebrado la festividad de San Antón con la bendición de los animales. Una tradición que ocurre cada 17 de enero, donde los animales domésticos y de compañía reciben, junto a sus dueños, la bendición.


Este año, y a causa de la pandemia, esta bendición se ha llevado a cabo fuera de los templos, para así evitar los posibles contagios. A pesar de las restricciones, han sido muchos los vecinos de los distintos pueblos donde tienen costumbre bendecir a las mascotas los que han acudido a este entrañable acto. En otras parroquias, junto con la bendición de los animales también se han bendecido las tradicionales roscas de San Antón.
Lo que en este 2021 sí se ha suprimido es la procesión del santo protector de los animales y las populares hogueras o lumbres que van unidas a esta fiesta.
San Antón o San Antonio Abad, nació a mediados del siglo III. Fue un monje cristiano y fundador del movimiento eremítico. Tras quedarse huérfano muy joven se sabe que abandonó sus bienes para llevar una existencia de ermitaño. Se cuenta que en una ocasión se le acercó una jabalina que sufrían de ceguera, junto con sus crías y San Antón los curó. La jabalina en agradecimiento ya no se separó más de su lado y siempre le protegió ante otros animales. Es ese el motivo por el que este santo se le representa con un cerdo a sus pies.

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas