Ndanu Kiio: «A pesar de mi pequeñez, me llamó»

La comunidad de monjas Mínimas de Archidona está de fiesta por la celebración de la profesión solemne de Sor Isabel de la Inmaculada Ndanu Kiio.

Sor Isabel de la Inmaculada Ndanu Kiio es natural de Kenya, donde nació hace 30 años, y afirma encontrarse «llena de inmensa alegría y agradecimiento al Señor», al pensar «en mi profesión religiosa que, si Dios quiere, será el día 2 de agosto, fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, a las 20.00 h. Como María y los ángeles, quisiera cantar eternamente las misericordias del Señor para con esta criatura».

Sor Isabel nació en una familia cristiana: «No le bastó al Señor con llamarme a la vida en una familia cristiana y hacerme hija suya en el bautismo (no hay dignidad más grande), sino que, a pesar de mi pequeñez e ingratitud, me llamó para que fuese su esposa y estuviese junto a Él. Además, me regaló la vocación contemplativa y me trajo a la familia Mínima, cuyo carisma es penitencial y reparador y además en su ADN llevan la CARIDAD y la humildad; para que comparta su misma vida y lleve en mi corazón las alegrías y las tristezas de la humanidad; para que mi vida y mi oración se conviertan en alabanza, reparación e intercesión en favor de todos mis hermanos».

Esta joven religiosa muestra su felicidad y pide al Señor «que bajo el impulso de su gracia y la oración de tantas personas buenas, pueda dejarme poseer por Él, y darme a Él sin reservas, en respuesta a su inmenso amor. Como dice el Salmo: ¡cantaré eternamente tu misericordia, Señor!».


Encarni Llamas Fortes

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas