El obispo Álvarez acoge con los brazos abiertos al nuevo obispo de la diócesis de Canarias y da gracias a Dios por los años de servicio de Francisco Cases Destacado

El obispo Nivariense, Bernardo Álvarez, ha dado la bienvenida a José Mazuelos como nuevo obispo de la diócesis Canarias, un nombramiento del papa Francisco que se ha hecho público este lunes después de la aceptación de la renuncia de su actual titular, Francisco Cases.

Álvarez ha destacado la «muy buena relación» y amistad que tiene con el nuevo prelado canariense, que viene de la Diócesis de Asidonia-Jerez. Ambos coincidieron en Roma durante dos años con motivo de sus estudios teológicos. «Es un acierto, un obispo originario de Sevilla con ese espíritu abierto para la comunicación que tienen los andaluces», ha señalado el obispo nivariense, poniendo en valor que «es un acierto» y augurando que «va a ser un gran obispo».

La llegada de José Mazuelos se produce tras la renuncia de Francisco Cases al haber alcanzado en 2019 la edad prevista para ello, los 75 años. «Toca dar gracias a Dios por estos 15 años de servicio de don Francisco. Hemos tenido siempre una buena armonía y yo especialmente he recibido siempre su apoyo y consejo porque se trata de un obispo más experimentado que yo», ha señalado, recordando con especial emoción su aliento en los primeros años del episcopado de Álvarez.

«Ha sido una persona muy entregada a su diócesis, muy cercana, que se pateó todas las islas, pueblos y parroquias. Le doy mi enhorabuena por este merecido descanso y espero que el Señor le dé larga vida y salud para seguir en la tarea pastoral que le corresponde», ha añadido.

El prelado tinerfeño ha subrayado que durante este tiempo «se ha incrementado la colaboración de las dos diócesis a través del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias, Cáritas y otros servicios en los que se han unido fuerzas».


FRANCISCO CASES

Francisco Cases tan solo tiene buenas palabras de el nuevo obispo de la diócesis de Canarias. Asegura que ya ha hablado con José Mazuelos y que le ha traslado que “se encuentra muy feliz de su traslado y está convencido que va a realizar un trabajo excepcional”.

Francisco Cases señalaba que en la carta que escribió a la diócesis de Canarias resaltó y quiso dejar claro su gratitud por esta oportunidad.

“Desde el primer momento hay unas palabras que se repiten en la carta y que me ha llamado la atención. Las palabra corazón sale varias veces y también la de alegría. El habla de corazón de Dios, del suyo, del corazón del mundo… Un hombre que habla desde el corazón y que pone todo su corazón a la hora de decir que viene con nosotros. A mi me parece que hay que tratarlo con corazón”, añadió.

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas