El obispo nivariense invitó este Domingo de Ramos a vivir una Semana Santa “siguiendo el ejemplo de la pasión de Cristo”

La Catedral de La Laguna acogió este 28 de marzo la celebración del Domingo de Ramos, pórtico de la Semana Santa. El obispo Bernardo Álvarez presidió la Eucaristía en un templo al 33% de aforo y con todas las medidas de seguridad y sanitarias vigentes.


En este sentido, en la conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén en el principal templo de la diócesis, se optó por entrada simple. No hubo reparto de palmas y olivos y solo se bendijo la palma que portó el prelado. En el resto de parroquias de la diócesis, las celebraciones se han desarrollado prescindiendo también del reparto de palmitos y sin entrada solemne.
Al igual que el pasado año, para poder acercar estos santos misterios al mayor número de fieles, la diócesis comenzó este domingo las retransmisiones en directo a través de su canal de Youtube: obispadodetenerife.
La celebración contó con la presencia del alcalde de la ciudad de Aguere, Luis Yeray Gutiérrez, varios miembros de la corporación municipal y el comité ejecutivo de la Junta de Hermandades y Cofradías.
Monseñor Álvarez centró su homilía en la idea de ser protagonistas de estos días santos. En palabras de San Ignacio de Loyola, vivir la Semana Santa, “como si presente me hallare”. “No se trata de recordar lo que hizo Jesucristo –añadió el obispo-, sino celebrar que lo que hizo fue por nuestra salvación. Como Pedro, necesitamos que el Señor nos mire con cariño y nos dé la gracia de arrepentirnos. Esto que celebramos no es una representación, es una realidad”.
El prelado nivariense invitó a todos los feligreses a adentrarse estos días en el misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo de forma activa. “Leamos estos días la Palabra de Dios como si estuviéramos allí contemplando lo que está sucediendo. Quizás, en estos momentos, podemos ser Judas, Pedro o uno de aquellos que insultaban a Jesús. Pero también podemos ponernos en el lugar de los que sufren como María. Debemos trasladar nuestra mente y nuestro corazón y dejar que la luz nos ilumine por dentro”.
En otro momento de su homilía, Bernardo Álvarez recordó que debemos tomar el ejemplo de Jesucristo para muchos aspectos de nuestra vida. “Las enseñanzas de la pasión de Cristo nos tienen que servir de testimonio. Él nos deja ejemplo para que sigamos sus huellas. Por tanto, afrontemos las dificultades de la vida y el daño que nos hacen los demás con la paciencia que tuvo Jesucristo”.
Por último, monseñor Álvarez recordó que Dios no sustituye nuestra responsabilidad. “Dios quiere librarnos del mal físico y espiritual, pero para ello necesita nuestro consentimiento. Para ayudarnos en los males físicos y naturales como puede ser este de la pandemia, Dios nos da inteligencia, capacidad y decisión. Asimismo, nos da fortaleza para que hagamos las cosas como hay que hacerlas, pero no sustituye nuestra responsabilidad”.
La celebración se puede volver a ver entrando en el canal de Youtube obispadodetenerife.
Las retransmisiones en directo se reanudarán el martes 30 de marzo con la Misa Crismal, a partir de las 11 h., desde la Catedral. El resto de retransmisiones en directo se puede consultar entrando en la web del Obispado.
Por otro lado, este lunes 29 de marzo comienza la programación especial en COPE Canarias a partir de las 10:05 horas.

 

Galería de fotos

Panel de Noticias

Videoteca

 

Noticias relacionadas